aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Intolerancia y bravatas en marcha de ‘emos’ y ‘darkis’

Claudia Bolaños| El Universal
Domingo 30 de marzo de 2008
La marcha por la tolerancia efectuada por los integrantes de las tribus urbanas —principalmente emos—, no tuvo el efecto esperado, pues durante el transcurso fueron agredidos por otros jóvenes

claudia.bolanos@eluniversal.com.mx

La marcha por la tolerancia efectuada por los integrantes de las tribus urbanas —principalmente emos—, no tuvo el efecto esperado, pues durante el transcurso fueron agredidos por otros jóvenes.

En el cruce de eje 1 Poniente y Aldama, frente al tianguis del Chopo, donde desde hace 28 años confluyen todo tipo de grupos culturales, se dio el intento de enfrentamiento sin consecuencias mayores.

A las 15:00 horas partió la marcha de la glorieta de los Insurgentes, en la que participaron unos 150 jóvenes emos y darkis, que son dos distintas corrientes, pero que se solidarizaron.

Los terciopelos brillantes en colores oscuros y morados, las mochilitas infantiles colgadas a la espalda, ojos delineados y bocas rojas o negras relucieron al grito de “Tolerancia”.

Estudiantes de la UNAM aprovecharon la ocasión para intentar dar a conocer su posición contra la represión a la juventud, que dijeron, impera tanto en el gobierno federal como local.

“Esto no es nuevo compañeros, siempre han surgido movimientos y expresiones juveniles a las que las autoridades les quieren dar en la madre”, pero a los emos no les interesó su discurso y arrancaron con su caminar hacia el tianguis del Chopo y luego al Hemiciclo a Juárez.

Avenida de Los Insurgentes se cerró al paso de estas tribus que al mismo tiempo que pedían tolerancia se decían antifascistas y estar en contra de todo tipo de represión, pero también de manifestaciones religiosas.

En la mayor parte del recorrido, los darks se apoderaron de un altavoz a través del cual gritaban que era el gobierno quien los quería separar, hasta lanzar mentadas a imágenes religiosas y asegurar que sus vestimentas corresponden a movimientos culturales.

Una de ellas, Verónica, dijo que decidió participar en la manifestación “para aclararle al gobierno que no son ningún tribu sino un movimiento cultural”.

No obstante, reconoció que “es mi propia madre quien más critica mi ropa negra con encajes, con uñas negras y mechones azules en mi cabello”.

A su paso causaron sensación o rechazo entre quienes los veían, en tanto que ellos levantaban algunos cartelones en los que se leía “Soy emo y exijo respeto”. Algunas personas sacaron sus celulares y los fotografiaron.

Al llegar al populoso tianguis juvenil, granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública al mando del subsecretario Luis Rosales Gamboa, ingresaron para evitar un enfrentamiento, ya que unos 100 punketos y darketos ya los esperaban. “Emo no es cultura, jotos”, y “no siempre los van a cuidar, ya nos veremos las caras”, les gritaron a los emos, quienes tenían la consigna de no responder ninguna agresión.

Algunas pedradas y botellas de refresco volaron hacia ambos grupos, entre los cuales se puso una barrera de granaderos.

Los emos, apoyados por la comunidad lésbico-gay, siguieron su camino al Hemiciclo al hombre que dijo “el respeto al derecho ajeno es la paz”.



comentarios
0