aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘El caníbal’ actuó en Ecatepec 2 de sus obras

Emilio Fernández| El Universal
Martes 30 de octubre de 2007
Muestra el video

Video: Presentan a El canbal en rejilla de prcticas.

En su faceta de artista, José Luis Calva Zepeda, el caníbal de la Guerrero, dio rienda suelta a su vocación de actor y se presentó ante el público dos veces en este municipio

[email protected]

ECATEPEC, Méx.— En su faceta de artista, José Luis Calva Zepeda, el caníbal de la Guerrero, dio rienda suelta a su vocación de actor y se presentó ante el público dos veces en este municipio.

En las festividades del Día de Muertos del año pasado, el escritor actuó en la explanada principal de Ecatepec y en San Andrés de la Cañada, el 31 de octubre del 2006.

Óscar Palacios Cortés, ex director de Cultura del ayuntamiento perredista de esta localidad, recordó que el ahora interno del Reclusorio Oriente escenificó dos monólogos que él mismo escribió.

Réquiem por un alma en pena y La parka viaja en Metro fueron las obras que el presunto descuartizador de mujeres ofreció a decenas de ecatepenses en octubre pasado.

Al pie de la Trilogía —monumento en honor de José María Morelos y Pavón, Hermenegildo Galeana y Mariano Matamoros— ubicada en la plaza principal de Ecatepec, Calva Zepeda presentó Réquiem por un alma en pena.

Vestido de negro y con una cruz que cubría todo su pecho, el tambien actor, micrófono en mano, rodeado de calaveras y veladoras, encarnó al personaje central de su obra.

Óscar Palacios calificó de “nada fuera de lo común” el trabajo de José Luis Calva en el escenario.

“Eran sus vivencias. Yo sentía que eran muy particulares: de desamor y sufrimiento; así lo manejaba. Como que era un problema de pareja y había desamor. No se me hizo algo sobresaliente, más que de alguna manera se metía mucho a sus personajes, a lo mejor un poquito sobreactuado, contó Palacios.

La parka viaja en Metro la ofreció a los habitantes de San Andrés de la Cañada, una comunidad ubicada en la sierra de Guadalupe.

Ese día, Calva Zepeda se sumó a la caravana artística del ayuntamiento para ofrecer actividades culturales en la periferia del municipio.

“Se presentaba por octubre, como dramaturgo, artista de la calle, poeta, y ofrecía colaborar con monólogos de su autoría”, contó Palacios.

El ahora director del Proyecto Puente de Fierro de Ecatepec aseguró que Calva Zepeda no fue contratado por el gobierno municipal ni recibió pago alguno por los eventos en los que participó.

Después, no lo volvieron a ver, ni supieron nada de él hasta que apareció en las noticias como el descuartizador de una mujer en el Distrito Federal y luego como el presunto asesino de su ex novia, cuyos restos fue a tirar a las inmediaciones del panteón de San Agustín, en Chimalhuacán.



comentarios
0