aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Son de Sinaloa los ejecutados en una funeraria

Icela Lagunas| El Universal
Martes 05 de junio de 2007
Autoridades ven un ataque concertado; descartan llamar al Ejército

Alejandro Murillo Rendón, sobreviviente de la balacera ocurrida la madrugada de ayer en la funeraria Gayosso, ubicada en Félix Cuevas, en la colonia del Valle, es mantenido bajo una fuerte custodia de elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI).

Poco antes de las cinco de la mañana, cuatro sujetos entraron a la funeraria y ejecutaron a Jorge Murillo y a Abel Mario García Ayón, ambos originarios de Culiacán, Sinaloa.

El testigo declaró ayer en la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría de Justicia capitalina que es hermano de Jorge Murillo y que ambos, junto con Abel Mario García Ayón, acudieron a la agencia para velar los restos de un sobrino de cinco años.

Minutos antes de morir, las víctimas recibieron una llamada a su celular, y salieron de la capilla ocho hacia el estacionamiento, donde fueron asesinados.

El procurador capitalino, Rodolfo Félix Cárdenas, informó que las víctimas son originarias de Culiacán, Sinaloa, pero radican en Guadalajara, Jalisco, y sólo estaban de paso en la ciudad de México con motivo de la velación del menor Pedro "N", quien murió ahogado en un pozo durante una fiesta celebrada en Puebla.

A pesar de que el fin de semana se cometieron cinco ejecuciones -tres de ellas en Iztapalapa, y las dos de Gayosso-, de las granadas localizadas en el Metro y los mensajes alusivos a Los Zetas, el procurador indicó que no solicitarán la presencia del Ejército.

La Fiscalía de Homicidios tomó declaración al grupo de testigos, entre ellos, el encargado del estacionamiento, quien habló con los sicarios. Gustavo Salas, fiscal de Homicidios, informó que se analiza un vehículo que quedó abandonado en el estacionamiento de la funeraria, en el que llegaron los sicarios para asesinar a Murillo Rendón y García Ayón.

Detalló que el crimen se cometió con una subametralladora con silenciador AK-MP5, de patente alemana.

Hasta el momento, la PGR no ha atraído la investigación de la doble ejecución ocurrida a las 04:53 horas en la funeraria de Félix Cuevas.

A esa hora, dos sujetos ingresaron al estacionamiento. Cuando el guardia les preguntó a qué capilla se dirigían, los desconocidos calleron en contradicciones.

Rápidamente ingresaron al lugar y balearon a Murillo Rendón, y persiguieron y dispararon contra García Ayón, quien fue trasladado a un hospital de la colonia Del Valle, donde a las 06:08 horas perdió la vida.

"Llegaron de manera directa y concertada. Evidentemente, no fue un hecho circunstancial. No corresponde a un patrón de delincuencia convencional".

Alejandro Murillo resultó ileso en el tiroteo, por ello es mantenido bajo resguardo. De acuerdo con el fiscal, la muerte del menor no tiene relación con el crimen.

Según testigos, los asesinos se dieron a la fuga en un vehículo, del que se desconocen las características, y en una motocicleta de color amarillo.

Por último, el fiscal refirió que se analiza si este doble crimen tiene relación con la muerte de tres hombres en Iztapalapa, dos originarios de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y un presunto sudamericano, quienes fueron encobijados y atados con cinta canela.

En la camioneta donde los abandonaron se halló el mensaje: "Por secuestradores, asaltantes y rateros", así como la letra "Z" en uno de los cuerpos.

La Secretaría de Seguridad Pública local pondrá en marcha operativos nocturnos con 3 mil 600 elementos en vías rápidas y entradas carreteras. Joel Ortega, titular de la dependencia, dijo que hay que poner más atención a la forma en que está operando la delincuencia organizada, pues es muy similar a lo que ocurre en otras entidades, donde las víctimas son asesinadas hasta en los hospitales.



comentarios
0