aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Vecinos de Tlatelolco temen daños en edificios por puente

Mariana Ledezma| El Universal
Sábado 04 de noviembre de 2006
Habitantes del Guadalupe Victoria dicen que por obras saldrán perjudicados

Vecinos de varios edificios la unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco temen por la seguridad de sus viviendas debido a la construcción del puente vehicular Flores Magón.

Después de que el lunes pasado se reanudaron las obras en dicha zona, los habitantes mostraron preocupación, en especial por el deterioro que sufrirá el edificio Guadalupe Victoria, el cual se encuentra a unos cuatro metros de las obras, pues enfatizaron que en cuanto inicien las excavaciones, éstas repercutirán en el edificio, el cual ya presenta inclinaciones, grietas y hundimientos desde el sismo del 85.

Héctor López, residente de Guadalupe Victoria, explicó que cuatro meses atrás las obras se suspendieron por falta de acuerdos con las autoridades, con ello comenzaron las negociaciones con la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi).

"Les exigimos un estudio profundo de la estructura , un registro periódico de los desplomos, retirar los acabados de muros y losas que presentan humedad. Nos prometieron hacerlo, pero sin nuestro consentimiento reiniciaron las obras; no lo vamos a permitir porque nuestra vida está de por medio", refirió Héctor López.

Enfatizaron que las autoridades no les dijeron que el puente tendría una altura de más de 23 metros, que desaparecería el estacionamiento de la unidad, así como la reducción de banquetas y tala de árboles.

"Nosotros no estamos en contra del puente sino de aquello que nos puede ocasionar. Es evidente que toda la unidad saldrá afectada y que el edificio Guadalupe Victoria no soportará tanto, esto puede provocar un derrumbe, ", explicó Enríque Rivera, residente de la unidad.

Los vecinos señalaron que las excavaciones enfrente del Guadalupe Victoria son para 15 pilas que le darán soporte al puente y tendrán una profundidad de 15 a 20 metros, por ello, resaltaron que es importante un estudio de la estructura a profundidad y no sólo ocular como lo hicieron las autoridades meses atrás.

Explicaron que hasta el momento la construcción del puente que comprende de la colonia Santa María La Ribera hasta la unidad Nonoalco Tlatelolco, ya les ha traído diversos problemas, entre ellos el robo de automóviles, el ruido y la apertura de calles que antes eran cerradas.

Por su parte María de Lourdes Tinajero, a cargo del módulo de información de la constructora del puente, aseguró que los colonos sí fueron informados de todos los cambios.

Ante la falta de atención por parte de las autoridades, los vecinos de toda la unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco amenzaron con cerrar las avenidas Insurgentes y Flores Magón el día de hoy, tras reunión vecinal.



comentarios
0