aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Preparan el relevo en la Asamblea Legislativa

Alberto Cuenca| El Universal
Lunes 24 de julio de 2006
Cerrarán módulos de atención para control de los bienes

Como parte de la transición en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), los 66 módulos de atención ciudadana de los actuales diputados cerrarán sus puertas en esta semana, para entregar todos los bienes al órgano legislativo.

Además, en la primera quincena de agosto, las 38 comisiones y comités dejarán de operar, para iniciar el proceso de entrega-recepción.

También, al inicio de septiembre los asambleístas deben abandonar sus oficinas en los edificios de Donceles y Allende, en Plaza de la Constitución y Gante, en el centro histórico.

Al hablar de la transición en el órgano legislativo, el diputado del PRD y presidente del Comité de Administración de la ALDF, Julio Escamilla, informó que la actual Legislatura dejará a sus sucesores 230 millones de pesos del presupuesto de 2006, para que los próximos asambleístas puedan operar en los últimos tres meses y medio del año.

Pero la herencia va más allá de los bienes, pues a decir de la coordinadora del PRD y presidenta de la comisión instaladora de la siguiente Legislatura, Lorena Villavicencio, a los próximos diputados se les dejará un listado de más de 200 iniciativas que no se pudieron aprobar en estos tres años, con la intención de que las rescaten.

Dijo que en el caso del PRD, a los próximos diputados del sol azteca se les pedirá que retomen propuestas como la ley de marchas, modificaciones al Código Financiero para ajustar tarifas de agua, reformas a la Ley de Participación Ciudadana para renovar los comités vecinal y sacar adelante programas de desarrollo.

La Ley Orgánica de la ALDF establece que una iniciativa deja de ser vigente cuando concluye una Legislatura, pero Villavicencio explicó que para no perder las propuestas presentadas en tribuna, los diferentes grupos parlamentarios buscan un acuerdo para que sus predecesores retomen el trabajo anterior.

A decir de Escamilla, a la IV Legislatura le heredarán nuevos bienes que no existían hace tres años, como un auditorio en la Plaza Juárez, 270 computadoras nuevas y un edificio de oficinas en la calle de Gante.

Se dejará en operación la primera etapa de un sistema de telefonía de voz y datos, así como una oficina de enlace con el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) que llevará estadísticas sobre la productividad legislativa, por diputado, comisiones y fracción.

Por su parte, el diputado del PAN, Juan Antonio Arévalo, dijo que una vez creada la comisión instaladora, está avalará en los próximos días las constancias de mayoría y de asignación de plurinominales de los próximos asambleístas, aunque hay problemas en dos casos pues hubo impugnación de resultados en igual número de distritos locales y deberán aclararse antes.

Reconoció que proyectos como la creación de la Unidad de Finanzas y el Instituto de Investigaciones Legislativas, ambos con un presupuesto etiquetado por 24 millones de pesos, son de los pendientes que se dejarán a los siguientes asambleístas.



comentarios
0