aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El “obispo” falsificó documento oficial

Claudia Bolaños| El Universal
Jueves 06 de enero de 2011
El obispo falsific documento oficial

PRUEBAS. La sede del templo y la credencial con datos falsos. (Foto: GABINO ACEVEDO CUARTOSCURO )

Sitios Relacionados:

  • Audio Mancera rechaza persecucin religiosa en caso Romo
El inculpado abrió cuentas con datos apócrifos, revela PGJDF

claudia.bolanos@eluniversal.com.mx

David Romo Guillén, “obispo” de la Iglesia de la Santa Muerte, contaba al menos con cinco cuentas bancarias que abrió con documentación falsa. Para ello, hizo uso de una identificación del IFE que obtuvo con un acta de nacimiento apócrifa.

Aunque Romo Guillén aseguró que fue torturado por personal de la Procuraduría General de Justicia del DF con “toques” en los testículos y una bolsa de plástico en la cabeza, las pruebas con las que cuenta la dependencia demuestran la forma irregular con las que actuaba el “obispo”.

El ahora arraigado —por delito de secuestro— solicitó una credencial del IFE a nombre de Silverio Reyes Fremain Cortés que obtuvo con un acta de nacimiento que adquirió en la Plaza de Santo Domingo.

La credencial para votar, con número 0644112651127, muestra la fotografía de Romo Guillén y su supuesta dirección, ubicada en calzada de Las Bombas, en la colonia Ex Hacienda Coapa.

Con ese documento, David Romo Guillén abrió cinco cuentas bancarias, una de ellas en la sucursal Villa de Cortés, de BBVA Bancomer, con número de cuenta 93760839.

Según la PGJDF, el guía espiritual de dicha comunidad adoradora de la Santa Muerte, se relacionó en septiembre del año pasado con un interno de la penitenciaría de Santa Martha Acatitla apodado El Spiderman, y fue entonces cuando se pactó su participación en la banda de plagiarios.

El “obispo” le ofreció utilizar para los ilícitos las cuentas bancarias que calificó de comunitarias para los devotos.

Por hacer uso de ellas, dijo que cobraría una comisión de 20% de lo depositado.

El Spiderman, desde reclusión, fue quien otorgó los datos de tres víctimas, a sus cómplices, para secuestrarlas. El modo en que obtuvo esos datos es investigado por la PGJDF.

El grupo de secuestradores utilizó las cuentas bancarias de Romo Guillén para que los familiares de los plagiados hicieran los depósitos correspondientes al rescate.

 

 



comentarios
0