aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dos monstruos perforan la ciudad

Johana Robles| El Universal
Martes 13 de julio de 2010
Muestra el video

Video La Rielera inicia su camino hacia Ermita.
La tuneladora trabajo en el entronque de Ermita y calzada La Viga; la construcción de la Línea 12 del Metro está abierta al 100% y aseguran terminará en tiempo y forma

Las tuneladoras son una herramienta básica en las obras del Metro y la ampliación del drenaje

Se llaman La Rielera, La Corregidora, Miguel Hidalgo y Morelos. Se trata de las tuneladoras, que ayudan a la construcción de las dos obras más importantes en el Valle de México: la línea 12 del Metro y el Túnel Emisor Oriente.

En el subsuelo, bajo las viviendas, comercios y vialidades, estos monstruos mecánicos perforan el túnel por donde pasarán los trenes de la llamada Linea Dorada y también la salida de millones de litros de aguas pluviales y residuales de los capitalinos.

Para la adquisición de estas máquinas, los gobiernos del Distrito Federal y federal —vía la Comisión Nacional del Agua— han invertido entre 180 y 250 millones de pesos por cada una.

Las tuneladoras miden entre 90 y 100 metros de longitud y pesan hasta mil toneladas. Estas máquinas no sólo crean los espacios, sino que extraen la tierra y colocan las dovelas que forman las paredes del futuro túnel de ambas obras.

Lo hacen con presión balanceada, es decir, instalan las dovelas de concreto conforme extraen la tierra para mantener la presión y con esto evitar colapsos internos en la obra.

La Rielera es más grande

La tuneladora bautizada como La Rielera es la máquina que perforará el túnel de nueve kilómetros de longitud que conforma parte de lo que será la línea 12 del Metro.

Los trabajos de la obra arrancaron el 7 de enero de 2010, aunque el ensamble y etapa de calibración inició desde octubre del año pasado.

Actualmente, La Rielera ya perforó lo que será la primera parte de la estación Mexicaltzingo, una de las ocho estaciones que conforman el tramo subterráneo de esta obra de transporte.

Las autoridades tienen previsto concluir el trabajo de esta máquina gigante en septiembre de 2011.

En cuanto a los trabajos del Túnel Emisor Oriente, que medirá 62 kilómetros, y se considera una solución para la evacuación de aguas negras y pluviales del Valle de México, contará con seis escudos. Tres son fabricados por la empresa alemana Herrenknecht y otras tres por la empresa estadounidense Robbins. Cada una de las perforadoras trabajará en 10 kilómetros para contar con seis frentes y terminar la obra en 2012.

Imperceptible

Pero no sólo son gigantes, también silenciosas, al menos ese es el caso de La Rielera. Enrique Horcasitas, director del proyecto del Metro y encargado de la obra de la línea 12, ha señalado que la excavadora es una máquina silenciosa y las casas no sentirán su paso.

De acuerdo con el trazo, La Rielera seguirá por calzada Ermita Iztapalapa y atravesará avenidas como Plutarco Elías Calles, Tlalpan, Eje Central y dará vuelta en División del Norte hasta incorporarse al eje 7 Sur. Ahí atravesará Cuauhtémoc, Universidad y el Circuito Interior.

A casi cinco meses de haber iniciado trabajos y ha alcanzado más de 300 metros de excavación, La Rielera es operada por la empresa Robbins y no por el consorcio que construye la línea 12.

“Es un acuerdo de recepción del equipo a satisfacción del comprador. Y el comprador tiene que estar cien por ciento satisfecho de que la máquina está en perfectas condiciones y estar de acuerdo con la recepción del equipo. Es un asunto privado entre un fabricante y un consorcio privado en un contrato de compra del equipo”, explicó Horcasitas.

Obras del Emisor

De las seis máquinas que harán el Emisor Oriente, la primera ya trabaja en la llamada Lumbrera 0 desde 2009 y es alemana. Las otras dos están en proceso. La que se ubicará en la Lumbrera 5 ya está construida al 100%, pero se están efectuando actividades preliminares a la excavación del túnel.

El tercer escudo de Herrenknecht está en el Portal de Salida y se encuentra en la etapa del montaje de la rueda de corte y ensamble; en agosto planean que comience a perforar lo que será el canal de desagüe más importante del DF.

Con respecto a las máquinas Robbins, la Miguel Hidalgo, arrancará operaciones en septiembre y La Corregidora está viajando desde Veracruz. Las primeras piezas llegaron el 27 de mayo y la excavación iniciará en septiembre.



comentarios
0