aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pedalean desnudos; piden respeto para los ciclistas

Rafael Montes| El Universal
Domingo 13 de junio de 2010
Iban desnudos, vulnerables. Así como son vulnerables frente a las láminas de los automovilistas que les cierran el paso, que los han atropellado, que no respetan la ligereza de una persona a bordo de una bicicleta

[email protected]

Iban desnudos, vulnerables. Así como son vulnerables frente a las láminas de los automovilistas que les cierran el paso, que los han atropellado, que no respetan la ligereza de una persona a bordo de una bicicleta.

Unos 300 ciclistas tomaron las calles, sin pudor, desde Paseo de la Reforma.

Pedalearon rumbo al Zócalo, entraron por Juárez, pero los manifestantes en huelga y las pantallas del FIFA Fan Fest no les dejaron espacio.

Entonces, la rodada continuó por Izazaga, Chapultepec, Praga, Liverpool, Oaxaca, Durango, atravesaron Insurgentes y llegaron a la colonia Roma.

Escoltados por personal de tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, no se cansaron de gritar, de reír, de disfrutar el DF libres.

“¡Una bici más es un auto menos!”, fue la consigna ayer, en el Día Mundial del Ciclismo al Desnudo, que se celebra cada segundo sábado de junio, una jornada en la que unas 150 ciudades alrededor del planeta se manifestaron de la misma manera, según los organizadores, para generar la reflexión de que las bicicletas no contaminan, ayudan a hacer ejercicio y ocupan un espacio mínimo en comparación con los automóviles.

A los conductores, esta acción pacífica y lúdica les enoja, “siguen pensando que las calles son de ellos, les causa molestia, les generamos tráfico, pero si se ponen a pensar, estamos siendo 300 bicis en el mismo espacio que ocupan 20 autos”, comentó Ollin Tonatiuh Hernández, integrante de la asociación Tlalilkas y organizador de la quinta rodada.

También fueron Bicitekas, Biciraptors y otras organizaciones de ciclismo urbano, nudistas, naturalistas e integrantes de la comunidad gay.

En la piel de los ciclistas, a quienes los policías, los peatones, los vendedores de periódicos y algunos automovilistas fotografiaban sin pena, podían leerse mensajes como “Saca la bici” o “¿Me ves así? Respétame vestido”.

Los timbres ciclistas y las frases formuladas al aire, como “Quema carbohidratos, no hidrocarburos”, acompañaron a los nudistas durante su recorrido, que finalizó en la fuente de la Plaza Río de Janeiro, en donde acompañaron a la réplica del “David” de Miguel Ángel en un refrescante baño.

 

Otras exigencias

Las demandas no sólo fueron de respeto. También pidieron al gobierno de la ciudad que construya ciclovías, más y mejor pensadas, pues la que viene por la carretera a Cuernavaca, “da mucha vuelta para bajar a Reforma”, opinó Oscar Laguna, y la de Chapultepec “tiene muchos obstáculos”, dijo Marco Vinicio.

Un hombre vestía sólo con un mensaje para el jefe de Gobierno: “Marcelo, la bici no es sólo los domingos”. Para algunos de los desinhibidos ciclistas, ayer fue la primera vez que viajaron sin ropa en bicicleta y en las calles más transitadas de la ciudad de México.

Gabriela Fuentes, por ejemplo, creyó que no lo haría, pero la confianza que se generó entre la comunidad ciclista, la convenció. No hubo burlas, ni señalamientos, ni discriminación.

Según los testimonios, el público que los observó fue, en general, amable con ellos, aunque casi al llegar al destino final, una señora mayor se espantó, se sonrojó, se tapó la cara y les gritó: “¡Pero qué barbaridad!”.

 



comentarios
0