aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Por un celular, le arrebatan la vida a estudiante del Politécnico Nacional

Erika Carpio y Fanny Ruiz-Palacios| El Universal
Viernes 23 de enero de 2015
Por un celular, le arrebatan la vida a estudiante del Politcnico Nacional

HOMICIDIO. El cuerpo quedó tendido boca abajo en la calzada Tepantongo, casi esquina con Pozo Pedregal, frente a una papelería con razón social Paty. (Foto: VALENTE ROSAS / EL UNIVERSAL )

Efrén 'N' fue baleado en el tórax al negarse a entregar sus pertenencias

metropoli@eluniversal.com.mx

Efrén, un estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN), fue asesinado por un celular. El sujeto que lo sorprendió cuando se dirigía a ejercitarse, en la delegación Azcapotzalco, además de robarle su teléfono le arrebató la vida de un balazo.

Alrededor de las 20:30 horas del miércoles, Efrén Franco Rangel, de 20 años de edad, salió de su domicilio en la colonia Reynosa Tamaulipas. Se dirigía a un gimnasio ubicado cerca de su casa, al que acudía con frecuencia.

Inició su caminata sobre calle Tepantongo. El alumno de la carrera de Ingeniería Civil, de la escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura unidad Zacatenco, sólo avanzó media cuadra para llegar al cruce con Pozo Pedregal.

Allí, casi frente a una papelería con razón social Paty, fue sorprendido por el hombre armado, quien le exigió que entregara sus pertenencias. El estudiante aparentemente hizo caso omiso e intentó escapar.

El agresor no dudo en usar su arma y le disparó al joven. Tras herirlo de un balazo en el pecho, el agresor le arrebató el celular y huyó. El disparo alertó al encargado de la papelería, quien sólo se dio cuenta de que la víctima se tambaleo, para después caer boca abajo sobre la banqueta.

Al verlo herido dio aviso a policías de la UPC Hormiga y a sus familiares.

El padre de Efrén llegó casi de inmediato y aunque intentó hacerlo reaccionar no lo logró.

Cuando llegaron los paramédicos de Protección Civil a brindarle los primeros auxilios indicaron que Efrén ya tenía signos vitales.

El papá de Efrén le dijo a los agentes que en su mochila estaban todas sus pertenencias, sólo faltaba su celular. También informó que no tenía problemas con nadie. La Fiscalía Desconcentrada en Azcapotzalco inició la averiguación FAZ/AZ-1/T3/00150/15-01 por homicidio doloso, pero hasta anoche no había detenidos.

Agresiones contra universitarios

En noviembre pasado otra estudiante del IPN fue encontrada muerta a unos metros de distancia de su casa, localizada en calles de la delegación Iztapalapa.

Aquella ocasión los familiares de Edith N, de 22 años de edad, dijeron que la joven salió de su casa rumbo a la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA) del Instituto Politécnico Nacional y jamás regresó.

Seguridad Pública del Distrito Federal, en aquella ocasión, dio a conocer que su esposo le llamó por teléfono varias veces al ver que no llegaba a casa, pero ella jamás contestó.

Al amanecer, un desconocido tocó a la puerta del domicilio de Edith para preguntarle a sus familiares si conocían a la mujer que se encontraba frente al número 112 de la calle Ahome.

En ese momento, el esposo de la joven salió de su casa y descubrió que la víctima era su pareja. El hallazgo ocurrió alrededor de las 08:30 horas. De acuerdo con Seguridad Pública del Distrito Federal, la víctima no presentaba lesiones de algún tipo de arma.

Al cruce de Ahome y la calle Enna, en la colonia San Lorenzo Xicoténcatl, acudieron elementos de la policía capitalina, adscritos a la Unidad de Protección Ciudadana Oasis.

Minutos después arribaron peritos de la Procuraduría General de Justicia capitalina, quienes se encargaron de levantar el cuerpo y trasladarlo al anfiteatro de la Coordinación Territorial de Seguridad Pública y Procuración de Justicia IZP-6, donde se inició la averiguación previa correspondiente por homicidio doloso.

Otro caso ocurrió en diciembre pasado, cuando una alumna de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue hallada sin vida en la zona del Ajusco, en Tlalpan.

Anayeli era estudiante de la Facultad de Química que fue secuestrada por un grupo delictivo que exigió a los familiares de la joven un millón de pesos a cambio de su libertad. A pesar de los esfuerzos, la familia sólo pudo dar 100 mil pesos a los plagiarios.

Dos semanas después del plagio elementos de la policía capitalina hallaron el cuerpo de Anayeli en la avenida México-Ajusco, a la altura de la calle Felicidad, en la colonia Magdalena de Petlacalco, delegación Tlalpan.

Estadísticas de la PGJDF señalan que los delitos de alto impacto crecieron 0.9% de enero a diciembre de 2014, respecto al mismo periodo de 2013.

Mientras que en la delegación Iztapalapa la incidencia delictiva disminuyó -1.0% durante 2014, en comparación con el año anterior.

En Tlalpan, según la PGJDF, aumentaron 13.6% los ilícitos de enero a diciembre de 2014, respecto al mismo periodo del año anterior.



comentarios
0