aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Historia. "Me dejaron sin quincena"

David Fuentes| El Universal
Sábado 26 de abril de 2014

Video. Los delincuentes amagan a las mujeres con una navaja a la altura de los pulmones y simulando que son novios o amigos muy cercanos las abrazan para después decirles al oído que no intenten nada, porque nadie las va ayudar

<b>Historia.</b>

ÚTIL. A pesar de la inseguridad, el servicio es el más usado sobre Insurgentes. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


[email protected]

Daniela está segura de que sólo tuvo mala suerte. Era quincena y aprovechó su hora de comida para ir al banco y retirar cinco mil pesos. El dinero lo usaría para salir de fiesta con sus amigas durante el fin de semana y saldar unas deudas en la oficina, pero no pudo hacer ninguna de esas cosas porque la asaltaron en el Metrobús.

A ella la abordó un joven de entre 20 y 25 años de edad en el trayecto de la estación Nápoles a Colonia del Valle, de la Línea 1 del Metrobús. El sujeto se le acercó y le puso el brazo alrededor de la cintura. Daniela apenas volteó y sintió un punzón que la asustó. El ladrón le dijo que metiera todo a una bolsa y que no gritara nada.

“¡Me estaban asaltando! –dice sobresaltada–, en medio de tanta gente y todo fue tan rápido que yo sólo pensé ‘chin… mi dinero”. La puerta se abrió y el asaltante bajó sin contratiempos ya que la gente entró empujándose y ni tiempo de pedir ayuda le dio. Tuvo que esperar a la siguiente estación donde buscó a un policía.

“Ya era tarde, el policía me dijo que así le llegan un montón (de casos) al día y que él no podía hacer nada, que nosotras debemos estar al pendiente de nuestras cosas”, dice Daniela. A ella no le quedó más remedio que resignarse porque no podía reclamarle a nadie por su dinero y su celular.

“A mí sí me tocó mala suerte, porque estoy segura que el ratero no sabía que apenas había sacado dinero”, dice la joven que ahora sólo utiliza el Metrobús cuando va acompañada y nunca sola.

Daniela fue una de las víctimas de una serie de robos que han ocurrido dentro de las instalaciones del Metrobús, principalmente a mujeres, sobre todo en la Línea 1 que corre de Indios Verdes a la estación El Caminero.

En los primeros tres meses, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) tiene registro de al menos cinco casos –cuatro en la Línea 1 y sólo 1 en la Línea 3–, de los que no existen denuncias formales ya que las afectadas han preferido no llegar hasta el Ministerio Público.

Las víctimas tienen en común que son mujeres, visten ropa de oficina y llevan bolsa de mano. Principalmente las despojan de su bolso, junto con el celular, dinero en efectivo y joyas.

Después de un asalto, Miranda ni siquiera volvió a utilizar el Metrobús. Ella trabaja en una plaza comercial cerca del cruce entre avenida de los Insurgentes y Periférico. Su decisión la tomó después de que la asaltaron en dos ocasiones. “Fui víctima de los ratos adentro de los vagones (del Metrobús) y nadie me ayudó, ni la policía, ni los pasajeros, fue algo horrible”, dice mientras prende un cigarro con las manos temblorosas. La situación fue la misma, alguien la abordó y sigilosamente le quitó sus pertenencias. Cuando Miranda contó lo sucedido a sus compañeras de trabajo, una a una le fueron confesando que a varias de ellas las habían atracado de la misma manera.

“Imagino que ya nos tienen detectadas –dice–, es algo increíble y descarado, de hecho, me daba pena contarlo porque no daba crédito de que en medio de tanta gente me robaran”, expresó.

Aunque no existen mayores registros de los robos, los vigilantes de las estaciones refieren que el año pasado escuchaban de cinco robos al día, pero en lo que va del 2014 la cifra se elevó a diez.

No obstante que tienen conocimiento de la problemática, Miranda y Daniela aseguran que los vigilantes no la auxiliaron.

“Los policías que están cuidando los torniquetes no sirven de nada –dice Miranda–, te dicen que no te pueden ayudar porque tienen otras asignaciones”.



comentarios
0