aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




DF: azota 7 colonias hampa colombiana

Allan López| El Universal
04:00Lunes 30 de diciembre de 2013

Video. Hasta el momento, la PGJDF los vincula con tres asaltos a cuentahabientes en Polanco y dos robos a viviendas entre mayo y julio en la Delegación Miguel Hidalgo

John Jairo acostumbraba pasearse en autos lujosos. Aunque fue secuestrado en el DF, perteneca a una

TÁCTICA. John Jairo acostumbraba pasearse en autos lujosos. Aunque fue secuestrado en el DF, pertenecía a una banda dedicada el robo. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Bandas de delincuentes colombianos han hecho de siete colonias del DF el blanco de robos a casa-habitación, principalmente durante los fines de semana, de acuerdo con el gobierno capitalino

[email protected] 

Estrategia
GRAFICO

Su especialidad son los robos a casa habitación. Son expertos en entrar a viviendas de zonas residenciales y apoderarse de valiosas pertenencias sin siquiera detonar un arma de fuego o ejercer la violencia.

Ellos tienen un modus operandi que les permite ingresar a casas de gente adinerada y burlar, incluso, al personal de vigilancia.

Son colombianos que llegar a delinquir al Distrito Federal.

Según el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida, en lo que va del año, la dependencia a su cargo ha detenido a 90 personas de nacionalidad extranjera, de éstos, 55 son originarios de Colombia, entre ellos cinco mujeres.

El subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría capitalina, Óscar Montes de Oca, explicó que este fenómeno se debe a que a estos ciudadanos llegan a la ciudad a delinquir, pues creen que es fácil.

Las detenciones de este año han permitido a las dependencias estudiar a estos criminales e identificar los delitos a los que se especializan y las técnicas que usan.

Así se pudo saber que el robo a casa habitación y a cuentahabiente en zonas residenciales, son sus objetivos. Los atracos los hacen de una manera organizada y en bandas de tres o más personas.

Montes de Oca detalló que los robos a viviendas los hacen en fines de semana, principalmente, porque saben que la gente adinerada sale a pasear o de vacaciones.

“Ellos saben que los fines de semana, en las zonas residenciales, las casas están desocupadas. Los dueños salen o se van de vacaciones y ellos aprovechan estas circunstancias. Llegan, tocan las puertas o los timbres y cuando se cercioran que no hay nadie, se brincan las bardas o fuerzan las cerraduras de las puertas”, explicó.

Para identificar a su víctimas, hacen recorridos. Así determinan los horarios de entrada y salida de los dueños de las propiedades, así como los movimientos del personal de seguridad; también identifican las casas que no tienen alarmas.

Caminan la zona para buscar los inmuebles deshabitados, no son violentos, pues en delitos de alto impacto como homicidio, no han sido relacionados.

A su vez, la mayoría de los delitos en que han participado (98%) han ocurrido sin violencia, afirmó Rodríguez Almeida.

Agregó que en algunas ocasiones rentan autos de lujo y pasean por las zonas para pasar desapercibidos entre los vecinos.

Justo este modus operandi (pasearse en vehículos de lujo) tenía John Jairo Guzmán Vázquez, colombiano secuestrado en el DF y ligado al robo de propiedades.

En el caso del robo a cuentahabiente, los colombianos suelen operar en bandas; sus integrantes se distribuyen entre la sucursal bancaria y sus alrededores para detectar posibles víctimas.

Zonas de actuación

Según la SSPDF, las principales zonas de operación de estas bandas de colombianos son las delegaciones Coyoacán, Miguel Hidalgo, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón y Benito Juárez, en esta última, la policía ha detenido a 38 sudamericanos.

Las colonias más afectadas son: Pedregal San Ángel, San Ángel Inn, Lomas de Chapultepec, Bosques de las Lomas, Lindavista, Verónica Anzures y Polanco.

Hasta ahora, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) ha contabilizado seis bandas, con un total de 22 integrantes ya consignados al reclusorio.

Uno de los casos más sonados en los que se registró la participación de colombianos ocurrió la primera semana de noviembre, cuando la policía detuvo a cuatro personas en la colonia Anzures, en la delegación Miguel Hidalgo.

Acostumbraban camuflarse con personal de ventas, reparaciones o reparticiones y llegar a las casas a tocar. Esa forma de operar hizo que se les denominara “chicharreros”.

Al verificar que la casa estaba sola forzaban las chapas e ingresaban por los objetos de valor.

En su aprehensión se les encontraron herramientas que utilizaban para forzar cerraduras, además de un camioneta Suzuki, tipo Grand Vitara, con matrícula de Jalisco.

Al ser investigados, a los imputados se les relacionó con otra averiguación previa iniciada por el robo de joyas, equipo de computación y objetos de plata de una vivienda localizada en calle Temístocles, en Polanco. En esa ocasión, el vigilante del edificio fue sometido con un arma, atado de pies y manos e introducido a un baño, para luego poder consumar el atraco.

Además se les vinculó con un tercer robo a un domicilio de la calle Eugenio Sue, en octubre pasado, donde sustrajeron objetos de valor.

Otro caso en el que se vio involucrado un ciudadano de Colombia fue el secuestro de John Jairo Guzmán Vázquez, secuestrado el pasado 20 de septiembre en calles de la colonia Narvarte.

El caso fue videograbado por un testigo, quien difundió el caso vía redes sociales.

Guzmán permaneció encerrado en una casa de seguridad en Toluca. Luego de 57 días, logró escapar de sus captores y llegar a la embajada de su país en el DF.

Tras la serie de abusos que sufrió, reconoció ante policía de investigación de la PGJDF que llegó a la capital a delinquir; fingía ser una persona adinerada, pero en realidad se dedicaba a despojar a personas de sus pertenencias.

Corren la voz

Óscar Montes de Oca aseguró que las bandas de colombianos que operan en la ciudad se integran vía invitación, es decir, un colombiano llega al DF y posteriormente invita a otros con la finalidad de que integren una banda.

Al detectar este problema, la PGJDF se acercó a la Procuraduría General de la República (PGR), al Instituto Nacional de Migración (INM) y al consulado colombiano.

Para el subprocurador, el hecho de que estas personas ingresen al país con sólo presentar el pasaporte y sin que sean investigados sus antecedentes facilita que roben.

Reconoció que la mayoría de los colombianos capturados son personas que viven en la pobreza en su lugar de origen. Vienen al DF con la idea de hacer “dinero fácil”.

“Además, no sólo es un problema en el DF; tenemos datos de que también en Estados Unidos se dedican al robo a casa habitación”, dijo.

Solicitan colaboración

Las autoridades mexicanas, precisó el subprocurador, han solicitado a Colombia que investigue los antecedentes penales de quienes pretenden viajar a este país.

Asimismo, la PGJDF mantiene comunicación permanente con la

SSPDF —a través de los comités vecinales— a fin de detectar nuevas formas de operación de las bandas que operan en la ciudad.

De acuerdo con el subprocurador Montes de Oca, los colombianos son quienes más se dedican al robo a casa habitación y a cuentahabientes, seguidos por los venezolanos, peruanos y salvadoreños, aunque en el robo a transeúnte existen casos de ciudadanos argentinos, cubanos y españoles.



comentarios
0