aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Monitorearán el Gran Colisionador de Hadrones en el Cinvestav

Notimex| El Universal
17:25Martes 03 de marzo de 2015

Otro monitor permitirá observar de manera detallada y constante la operación del experimento CMS. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Con el proyecto busca reducir tiempos de traslados y costos de operación de los científicos mexicanos que trabajan en ese experimento, dentro del LHC, ubicado en la frontera franco-suiza

Un Centro Remoto de Control (CRC) ubicado en el Cinvestav permitirá a científicos mexicanos monitorear en tiempo real en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) el experimento CMS (Solenoide Compacto de Muones) , uno de los dos detectores donde se observó el Bosón de Higgs hace dos años.

Eduard de la Cruz Burelo, investigador del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados (Cinvestav), indicó que este nuevo centro de monitoreo busca reducir tiempos de traslados y costos de operación de los científicos mexicanos que trabajan en ese experimento, dentro del LHC, ubicado en la frontera franco-suiza.

En un comunicado, agregó que el CRC se ubicará en el Departamento de Física del Cinvestav Zacatenco y contará con tres pantallas gigantes. Su operación será a través de Internet de Banda Ancha y desde allí se podrá acceder a la información generada por los cuatro experimentos (ATLAS, ALICE, CMS y LHCb).

Cruz Burelo destacó que una de las tres pantallas del centro permitirá ver el funcionamiento de los diferentes detectores del LHC y observar cuánta energía tiene y las partículas que colisionan.

Otro monitor permitirá observar de manera detallada y constante la operación del experimento CMS. Mientras una tercera pantalla enviará a las instalaciones del CERN las imágenes de los científicos cuando estén trabajando en México.

Explicó que el Gran Colisionador de Hadrones entrará a una nueva fase de actividad este mes, tras dos años de "pausa", tiempo en el que se hicieron las adecuaciones necesarias a los programas y equipos de detección, que implicó cambiar el sistema de guías del CMS para dotarlo de fibras ópticas.

El mayor reto ahora, explicó, será registrar con precisión las colisiones que ocurran dentro del LHC, ya que en forma paulatina alcanzará niveles de energía de casi el doble, al pasar de siete Teraelectronvoltios (Tevs, como sucedió durante su primera etapa) a los 13 Tevs en la segunda temporada de actividad.

Con ello aumentarán las colisiones dentro del anillo subterráneo de 27 kilómetros de diámetro -localizado en el Centro Europeo de Investigación Nuclear, a través del cual circulan haces de partículas en sentido contrario a velocidades cercanas a la de la luz (unos 300 mil kilómetros por segundo) .

Así, durante esta segunda etapa de funcionamiento del LHC los equipos deberán reconocer no 300 o 400 partículas en cada choque, como sucedía originalmente, sino hasta 600 o 700, según detalló De la Cruz Burelo.

"Reconstruimos la trayectoria de las partículas al analizar las señales que dejan en el detector central de silicio del CMS. Pero cuando haya muchas más resultará muy complicado discernir el rastro de cada una", reconoció el académico del Departamento de Física.

En el diseño, construcción y operación de este detector participan desde 2006 los investigadores del Cinvestav Heriberto Castilla Valdez, Alberto Sánchez Hernández, Ricardo López Fernández, Iván Heredia de la Cruz y el propio de la Cruz Burelo.

También tendrán acceso al CRC científicos de otras instituciones del país que, además de seguir estudiando al Bosón de Higgs, podrán explorar otros fenómenos de la física como los quarks, la posible existencia de dimensiones extra en el universo o la intrigante materia oscura.

 

kal 



Ver más @Univ_Ciencia
comentarios
0