aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Apague la luz y observe

Berenice González Durand| El Universal
00:10Lunes 02 de junio de 2014

Las ventajas de fuentes de luz con la intensidad de energía adecuada se extienden, incluso en el cuidado de la biodiversidad y la salud humana. (Foto: Especial )

El Observatorio Astronómico Nacional sigue luchando contra los efectos de la contaminación lumínica que además es sinónimo de derroche energético

Uno de los programas clásicos en la historia de la radio en nuestro país hacía una invitación contundente: "Apague la luz y escuche".

La idea era que la gente se pudiera sumergir en la oscuridad para imaginar con todo detalle y sin mayor distracción, la historia narrada. Hoy la invitación parece ser la misma, pero incitando otro sentido: la vista.

Para el doctor Fernando Ávila, del Instituto de Astronomía de la UNAM y quien trabaja a cargo de la oficina de la Ley del Cielo en El Observatorio Astronómico Nacional (OAN), en Ensenada, Baja California, un cielo oscuro es el principio de muchas historias: "Muchas personas se pierden de la maravilla de un cielo estrellado, como por ejemplo la vía láctea de verano".

Una de las formas de encontrarse con este patrimonio extraviado en las alturas es luchar contra la contaminación lumínica, como se le denomina al exceso de iluminación artificial que se escapa de las grandes metrópolis proyectándose en un resplandor en el cielo nocturno que disminuye las posibilidades de observación de los astros.

Ávila cuenta que desde hace varios años el OAN impulsa reglamentos y legislaciones que ayudan a proteger los cielos obscuros, algo similar a lo que se ha hecho en otros lugares del mundo, como Arizona, Hawai e Islas Canarias, que por sus condiciones geográficas y climáticas son zonas privilegiadaspara observación astronómica.

En 2006 se aprobó un reglamento en Ensenada contra la contaminación lumínica. La conocida "Ley del Cielo" regula el alumbrado público municipal y la iluminación exterior utilizada en centros urbanos de desarrollo turístico o industrial.

En el reglamento se establecen las características del equipo de iluminación que se debe de usar, así como la formación de un consejo técnico integrado por dependencias del ayuntamiento y ciudadanía.

Pero allí no acaba la historia. Finalmente en el 2011 en el municipio de Mexicali también se implementó un reglamento para la prevención de la contaminación lumínica.

"Aunque el observatorio está en Ensenada estamos rodeados por el municipio de Mexicali por un lado, así que es muy importante que estos dos municipios protejan el cielo oscuro", precisa el especialista.

Para encargarse totalmente de las gestiones con el aparato estatal, desde hace dos años se creó la oficina de la Ley del Cielo.

"En estos momentos nos estamos acercando con la Secretaria de Protección del Ambiente para impulsar una norma ambiental estatal. Los reglamentos municipales no tienen mucha información técnica, pero en una norma ambiental estatal si se puede poner información más precisa de certificaciones y normas", señala Ávila.

Agrega que finalmente lo que propone el reglamento es bastante sensible porque establece que el reemplazo de las luminarias en el alumbrado público debe de ser gradual. "Esperamos que esto no se quede sólo en Baja California, que funcione a nivel nacional. Trabajamos en una norma que después puede ser implementada por otros estados".

Conforme el equipo actual vaya teniendo desperfectos se tiene que sustituir por un equipo que ahorre y dirija la luz correctamente, desde su fuente emisora de luz hasta la parte mecánica, que es la que forma el patrón lumínico. "Lo que estamos buscando es un sistema completo que impida la emisión de luz por arriba del horizonte".

Más allá de las estrellas

Fernando Ávila señala que existen estudios que vinculan el tamaño de una metrópoli con la cantidad de contaminación lumínica que producen. Sus grados de industrialización son los que finalmente determinan que en las imágenes tomadas desde el espacio lugares como Japón, Europa y el Este de Estados Unidos luzcan como un gran foco encendido.

Esto no tendría que verse necesariamente así. El control adecuado de la luz artificial en el alumbrado público significa un ahorro energético sustancial.

"Los números de esta reducción del gasto energético, dependen de muchos factores, pero los valores más conservadores, los mínimos, es que puedes reducir hasta en un 5% el consumo ", señala el investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM.

En este aspecto, uno de los casos más interesantes a nivel internacional es el de las Islas Canarias, donde está uno de los más grandes telescopios del mundo y son pioneros en propuestas de ley para proteger el cielo oscuro.

"Simplemente por los ahorros de consumo energético que se produjeron en Canarias a raíz de este reglamento, España continental también introdujo una ley a nivel nacional contra la contaminación lumínica, basada simplemente en el ahorro económico, así que el inicio de estos reglamentos es cuidar el cielo obscuro, pero los beneficios se extienden de manera clara", señala el entrevistado.

Las ventajas de fuentes de luz con la intensidad de energía adecuada y bien direccionada se extienden, incluso en el cuidado de la biodiversidad y la salud humana.

Ávila cuenta que inicialmente el problema de la contaminación lumínica empezó como un problema en los observatorios, pero conforme se ha ido estudiando su impacto se ha visto que va más allá de ese ámbito.

"El aspecto ecológico en este tema es muy importante. En verano empieza a haber más insectos atraídos por las fuentes de luz. Esto es sólo el inicio de la cadena alimenticia. Hay muchas aves migratorias, como el ganso canadiense, que tienen sus rutas muy establecidas con respecto a la temporada del año y sus condiciones climáticas, pero pueden desviarse porque ahora saben que en las ciudades más iluminadas encontraran alimento", señala el especialista.

Otro ejemplo en donde se nota fácilmente el efecto de la contaminación lumínica es en varias especies de reptiles, como las tortugas, que ven afectado su ciclo reproductivo ante los fuertes estímulos de luz.

Ávila explica que los seres humanos hemos ido evolucionando con los ciclos de luz y oscuridad.

"En el atardecer cuando el ojo humano detecta que empieza a disminuir la iluminación se dispara la producción de melantonina, la hormona que ocasiona que nos de sueño. Lo que sucede con muchos de los casos de insomnio en la actualidad es que no podemos conciliar con la misma intensidad el sueño por un problema con la producción de melantonina ante el exceso de iluminación", señala y agrega que esto puede derivar en problemas crónicos de ansiedad y estrés por la falta de descanso.

Para el especialista poder disfrutar nuevamente de las estrellas forma parte de un paquete integral con muchos beneficios.

"Hay muchos niños que solo han visto tres o cuatro estrellas. Ese es parte del problema, no podemos rescatar y conservar lo que no sabemos que hemos perdido", concluye.

In crescendo

El Observatorio Astronómico Nacional cuenta actualmente con tres telescopios que operan en la Sierra de San Pedro Mártir en Baja California, pero se proyecta su crecimiento.

Actualmente se están construyendo tres nuevos telescopios mediante Taos, proyecto de desarrollo científico en conjunto con Taiwan.

Se espera que la primera etapa quede lista el próximo semestre y estén en operación en 2015.

"También se aprobó recientemente la primera parte de un nuevo proyecto con EU, que es la construcción de un telescopio de seis metros y medio", señala Fernando Ávila del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Estos proyectos no sólo significan intercambio de conocimiento científico a nivel internacional, sino derrama económica a nivel local y otros beneficios potenciales.

"Para el funcionamiento de estos nuevos telescopios se va a utilizar una gran cantidad de banda ancha para la transmisión de datos. Para resolver el problema se está trabajando en crear un enlace de fibra óptica con la CFI. El cableado de electrificación puede ser utilizado más adelante por las comunidades que atraviesen la zona". 

El especialista considera que cuando se habla de un observatorio, no sólo es éste y el astrónomo, hay toda una infraestructura que está detrás que se ve beneficiada por el crecimiento del lugar.

 

kal 



Ver más @Univ_Ciencia
comentarios
0