aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ecoturismo en la selva ecuatoriana

GDA/La Nación/Argentina | El Universal
01:45Jueves 28 de marzo de 2013

los lodges son campamentos o construcciones típicas de las comunidades indígenas. (Foto: La Nación/Argentina )

En el corazón del Amazonas, la Reserva de Producción Faunística es parte del programa de conservación de desarrollo sostenible

El atardecer se funde en una noche de arreboles y descansa al arrullo de sonidos de aves exóticas. En el agua reposan delfines rosados, caimanes y hasta pirañas, mientras anacondas, tapires, jaguares y monos buscan refugio en medio de la selva amazónica que da vida a la Reserva de Producción Faunística de Cuyabeno, en Ecuador.

Creada en julio de 1979, esta joya natural, de cerca de 590.000 hectáreas, en la provincia de Sucumbíos, es parte del Programa Trinacional, una iniciativa de conservación de desarrollo sostenible en la que también figuran áreas protegidas de Colombia y Perú en sus zonas de frontera.

La magia de este lugar se comparte con los visitantes a través de un organizado modelo de turismo ecológico, que contempla el uso de energía solar y el tratamiento de aguas servidas.
Una vez sumergido en el corazón de la selva, todo rastro del agobiante ritmo de la ciudad se pierde. La televisión, Internet e incluso la comunicación celular se extinguen bajo un ambiente verde y húmedo.

Y en medio de la nada, camuflados entre árboles tupidos, aparecen modernos y cómodos lodges que sirven de hospedaje.

Son campamentos o construcciones típicas de las comunidades indígenas. El sector de las lagunas es un territorio siona. Allí, la empresa privada, o el operador, vincula a familias de esta comunidad y empieza un proceso de inversión para construir estos campamentos. Son 12, de los cuales 11 están en la laguna y el otro, en el sector conocido como playas de Cuyabeno.

Uno de éstos es el Cuyabeno Lodge, que opera desde 1988. Tiene capacidad para 50 personas, con habitaciones dobles, triples y matrimoniales. Construido con madera, con techos de paja toquilla, este lugar se asoma a las orillas de la laguna Grande. Cuenta con comedor, bar y sala de lectura, y una torre para captar la imagen del atardecer.

Para llegar a la laguna se debe viajar a Quito y luego, a Lago Agrio. Este trayecto, en vuelo doméstico de ida y regreso, cuesta unos 170 dólares, mientras que en ómnibus el recorrido dura 8 horas y vale 16 dólares por los dos trayectos.

El paquete más común es de 4 días, 3 noches. Se recoje a los visitantes en Lago Agrio y desde ahí corre todo por cuenta de la reserva. Se tiene un punto de encuentro en la mañana, y se regresa a la hora de almuerzo. Viene incluido el transporte del Lago Agrio al sitio conocido como El Puente, y de ahí en lancha hasta el lodge.

Entre pirañas

Es un plan para aventureros en el que se encuentran altas temperaturas y humedad, típicas de la jungla. El programa para esos cuatro días contempla largos recorridos por senderos en los que no es raro ver anacondas, micos, tapires y una variedad de aves. Pero el mayor atractivo es, sin duda, el delfín rosado, una especie que habita en las aguas de la laguna y que se aprecia en los paseos en lancha o canoa. Tomarles una foto es un trofeo invaluable.


Tarifas

Planes de 4 días, 3 noches, desde 220 hasta 395 dólares por persona, según el tipo de acomodación. Por 5 días y 4 noches, entre 275 y 475 dólares.



comentarios
0