aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Historias que se cuentan en un árbol

El árbol de la vida es una obra artesanal que transforma a Metepec en pueblo mágico

La esencia del "Árbol de la vida" es dar a conocer una historia, la primera de ellas está basada en el Génesis de la Biblia, después comenzaron a tener otras interpretaciones. (Foto: El Universal/Miguel Espinosa )

Domingo 23 de septiembre de 2012 Jimena González Bernal | El Universal00:10

[email protected]

 

La textura del barro toma forma a través del ingenio de los maestros artesanos de Metepec, cada detalle da origen al árbol de la vida, su artesanía más importante que ha dado fama mundial al recién nombrado pueblo mágico del Estado de México.

Sus antecedentes se remontan a la conquista, cuando fue utilizado para evangelizar a las comunidades indígenas, pero sus actuales creadores señalan que no se trata de una artesanía antigua, sino de una obra de arte que lleva más de 75 años de existencia.

De acuerdo con información del Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México, esta pieza cuenta con dos posibles orígenes: el primero, que surge en Izúcar de Matamoros, Puebla, y el segundo, que señala que fue ideado por el antropólogo Daniel Fernando Rubín de la Borbolla y el artesano de este municipio, Mónico Soteno Fernández, quien asegura que se inspiró en un candelero que se ubica en la avenida Juárez, en la ciudad de Toluca. Pero existe una tercera versión, la cual se adjudica a la señora Modesta Fernández de Soteno, quien empezó en 1935 a elaborar pequeñas figuras de barro para venderlas en los mercados. Con el tiempo diseñó modelos más elaborados hasta llegar a lo que se conoce como ‘árbol de la vida'.

 

Sigue la historia
Según Hilario Hernández Sánchez, titular del taller familiar El Sol, la esencia de este objeto es dar a conocer una historia, la primera de ellas está basada en el Génesis de la Biblia. Después comenzaron a tener otras interpretaciones, es decir, una expresión de todo lo que se veía alrededor. Actualmente los artesanos, como el maestro Hernández, interpretan tradiciones y costumbres de todo el país.

"Nosotros nos documentarnos en libros o viajamos a los sitios que son de nuestro interés o que son por encargo para poder imprimir cada detalle de una historia. Por ejemplo: una boda. Contamos en el árbol cómo sale la novia acompañada de la banda, después el caso del novio y detrás de ellos todo lo que acontece con los invitados y el jolgorio", explica.

El maestro artesano señala que hay dos vertientes para el uso de colores que le dan el último toque a los árboles: la primera son los colores de anilina, donde se utiliza el amarillo, morado, rosa mexicano, verde, blanco y negro. La segunda es el uso de los colores precolombinos como el ocre, rojo óxido, negro, café, avellana y amarillo óxido, que son los colores característicos de las vasijas precolombinas, técnica que se preserva únicamente en su taller.
Comparte que gente extranjera los visita para tomarse la foto del recuerdo, porque saben que el árbol de la vida que se exhibe en el Vaticano desde 2009 proviene de su taller. Precios: desde 80 pesos hasta miles, según el tamaño.

 

Rincones con magia
Entre los atractivos turísticos que ofrece Metepec se encuentra la Iglesia de la Virgen de los Dolores, construida en el siglo XVIII, de estilo neoclásico y en la que desde su atrio se puede observar la panorámica de la ciudad. Desde este recinto se admiran los vitrales y el mural del árbol de la vida de Saúl Camacho Rodríguez.

Otro punto interesante es el Mercado Artesanal, en la calle Miguel Hidalgo. En sus locales venden piezas de barro en forma de árboles de la vida, lunas, soles y macetas.

Para una velada cultural entra al bar 2 de Abril, inaugurado en 1932. Además de música, foto y literatura, prueba la afrodisíaca bebida ‘La garañona', de 14 hierbas.

 

 

mps



PUBLICIDAD