aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Una joya del oriente maya

Valladolid ahora es pueblo mágico, gracias a sus grandes maravillas

Xkeken es uno de los cenotes que se encuentran a los alrededores de Valladolid. (Foto: El Universal/Ramón Romero )

Domingo 23 de septiembre de 2012 Jimena González Bernal | El Universal00:10

[email protected]


Gracias a su ubicación estratégica, Valladolid es conocida como ‘La Capital del Oriente Maya', a sólo 20 minutos de Chichén Itzá, una de las nuevas maravillas del mundo; a 15 de Ek-Balam; a 30 de Cobá y a una hora de Tulum, estas dos últimas en Quintana Roo.

Se encuentra a la mitad, entre Mérida y Cancún, así que para llegar a cualquiera de las dos ciudades hay que viajar alrededor de hora y media.

Otro punto a conocer por su cercanía es la Reserva de Biósfera Ría Lagartos (50 minutos), el santuario del flamenco rosado; en sus playas desovan las tortugas blancas.

Además, Valladolid cuenta con un vasto humedal; tiene una gran extensión de manglares refugio de peces y protege diferentes especies como lagartos, venados cola blanca, panteras y jaguares.

Los recorridos en lancha tienen un costo aproximado de 400 pesos por grupo.

En entrevista, Noé Rodríguez, jefe de Fomento Turístico de Valladolid, comenta que es el lugar ideal para explorar una diversidad de cenotes.

El más importante es Zaci (gavilán blanco), nombre que tenía la ciudad antes de la llegada de los españoles y que desde su origen fue habitada por el grupo maya de los cupules, localizado a tres cuadras del parque principal Francisco Cantón. Se puede nadar, disfrutar de la deliciosa gastronomía de su restaurante y de un pequeño centro artesanal. Admisión: entre 15 y 20 pesos.

En el interior del ex convento franciscano San Bernardino de Siena se puede apreciar una de estas cuevas características de la región. Para llegar a dicho edificio de estilo colonial hay que caminar a través de la Calzada de los Frailes, con casas y negocios pintorescos. La belleza que adquiere el ex convento es gracias a sus enormes jardines y a sus ruinas.

A unos cinco kilómetros está el parador turístico Suytun, con dos cenotes, un restaurante y cabañas. Y hay más. A siete kilómetros están los cenotes Xkeken y Samula.


Sabores y colores
La gastronomía es una de sus principales esencias, así que cuando estés en este idílico lugar debes probar la sopa de lima, el poc-chuc (carne de puerco o de pollo asada a la leña con tortilla hechas a mano), con su respectiva salsa y cebolla asada; la longaniza de Valladolid; los papadzules (tortilla con pepita, huevo y salsa de tomate), el queso relleno y el escabeche oriental.
Costos por platillo: entre 60 y 300 pesos.

Otro elemento que seduce son las artesanías, que se distinguen por sus colores y diseños. Frente al parque principal está un centro artesanal donde las maestras artesanas dan forma a los bordados de huipiles, guayaberas y pañuelos. Precios: hasta mil 500 pesos. Si deseas un estilo más moderno pero con un toque tradicional, está la boutique Xula by Victoria, de la diseñadora Victoria González , o las bolsas de la marca Dutzi. Los precios varían según el modelo.

 

Donde surge la historia
De acuerdo con Noé Rodríguez, este destino ha pasado por cuatro momentos históricos: Fue una de las principales poblaciones mayas (cupules); una de las primeras ciudades coloniales; vivió la guerra de castas de 1847 y se cree que ahí nació el movimiento armado de 1910, por eso también se le conoce como ‘La chispa de la Revolución Mexicana'.

Si deseas saber más sobre estos hechos tienes que conocer el Museo de San Roque, que exhibe piezas arqueológicas y describe varios sucesos de la ciudad. Acceso gratis.

Para continuar en sintonía con tu recorrido cultural, incluye el Palacio Municipal, que conserva los murales del maestro yucateco Manuel Lizama; a catedral de San Servacio y la iglesia de la Candelaria, patrona del pueblo, que da origen a una de las fiestas más importantes que se desarrollan durante el año en el municipio de Valladolid.

Por último, también hay actividades culturales en el teatro Xocen, nombre que se retoma del poblado ubicado a 10 kilómetros. Ahí se desarrollan diferentes disciplinas artísticas que son posibles gracias a los colonos de la zona.

 

 

mps



PUBLICIDAD