aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Una visita rápida por Jerez

Charros, artesanías, huicholes, poetas y arquitectura, son una muestra de este rincón zacatecano, nombrado Pueblo Mágico en 2007

La música forma parte inseparable de este pueblo mágico.. (Foto: Especial )

Miércoles 27 de junio de 2012 Jimena González Bernal | El Universal00:07

Caminos empedrados se descubren ante nuestros ojos, en cada calle los hombres se pavonean vestidos de charros, algo que no es extraño en esta tierra nombrada como Pueblo Mágico en 2007, porque en ella predomina una de las tradiciones más interesantes de Zacatecas: se trata de más de 150 años de talabartería, la cual embellece botines, chaparreras, trajes charros y cintos sencillos y piteados.

¿Y las mujeres? Encantadoras andan con su pelo recogido para presumir sus arracadas jerezanas de plata, una de las artesanías más populares. Incluso se dice que son las mejores de todo el país, porque sus joyeros siempre están en primer lugar por su trabajo fino que se basa en el diseño de la filigrana. Una de las familias más reconocidas e importantes en la elaboración de este accesorio son los García.

 

 

 

Jerez ha sido cuna de personajes importantes como Ramón López Velarde. Para conocer otra cara del poeta hay que visitar la que fuera su casa, hoy museo que lleva su nombre y que data del siglo XIX. Es un espacio interactivo, donde se permite explorar su cocina, recámaras, estudio y parte de su obra.

Al salir de este recinto hay que continuar entre las calles del centro, hermosas por el colorido que se plasma en su arquitectura, edificios que tienen vida por la diversidad de comercios que refugian; en su mayoría son de comida, artesanías y reliquias, donde se desbordan sombreros de charros, planchas antiguas y otros objetos con historia.

Nunca falta la música, principalmente la tambora, sobre todo en días de fiesta. Sin embargo, hay músicos que destacan por su vestimenta chillante y folclórica, por la sobriedad de sus rostros y por un sonido melancólico que surge de sus instrumentos. Son huicholes que se ganan la vida tocando para los dolidos del corazón o para aquellos que comienzan a celebrar desde temprano.

Refugiemos unos minutos la mirada en la contemplación de la fachada de estilo neoclásico del Santuario de la Virgen de la Soledad, la santa patrona del pueblo, el cual fue construido entre 1805 y 1880. A un costado, un señor vende una de las más populares botanas que caen bien para espantar el apetito. Son unas tostadas que están hechas de tortilla de maíz fritas en aceite. Lo delicioso de este manjar, es que están cubiertas de cueritos de cerdo y bañadas en salsa roja jerezana, una delicia.

 

 

 

Hay que visitar el Teatro Hinojosa, una perla oculta en Zacatecas. Para levantarlo tuvieron que pasar dos largas décadas, de 1872 a 1890, pero valió la pena por las características únicas que reúne, como su arquitectura de influencia árabe y una extraordinaria acústica. Tiene capacidad para recibir a 469 espectadores. Actualmente se realizan obras de teatro, ópera, música, espectáculos infantiles, festivales, conferencias, asambleas e informes de gobierno.

 


 

 

Antes de partir, nos adentramos al Jardín Rafael Páez, con diseño afrancesado, donde destaca la presencia de un kiosco estilo morisco. No falta la música cada en fines de semana, ni los enamorados o los que desean una pareja, porque al final ¿no es acaso este un pueblo mágico?

GUÍA

DÓNDE DORMIR

Leo Hotel. desde 400 a 750 pesos por persona. Tel. 01 (494) 945 20 01

DÓNDE COMER

El Tarro. Platillo típico: Asado de boda (guisado de carne de cerdo en salsa y especias). Costo: 65 pesos. Tel. 01 (494) 5130 123.

GUÍA DE TURISTAS

Lorena Gutiérrez. Tel. 045 494 94 924 66

sc



PUBLICIDAD