aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cinvestav tendrá en enero genoma completo del frijol

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad buscan utilizar elementos naturales para darle tolerancia a bajos niveles de agua y altitud al cultivo

MEJORA. El concepto es identificar piezas de información genética que sean una probable causa de la tolerancia a estrés, “salinidad” o sequía. (Foto: Archivo El Universal )

Martes 20 de diciembre de 2011 Redacción | El Universal14:21
Comenta la Nota

En enero, científicos del Cinvestav concluirán la secuenciación del genoma del frijol, con lo que se mejorará la producción agrícola al encontrar genes relacionados con la tolerancia a condiciones adversas o su relación con el medio ambiente.

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio) del Centro de Investigación  y Estudios Avanzados Unidad Irapuato, encabezados por Alfredo Herrera Estrella trabajan en la secuenciación del frijol de la especie faciolus burgaris o frijol común es un proyecto social, porque el grano es uno de los insumos más importantes para la alimentación en México, América Latina y el continente africano.

Los científicos analizan cuándo se enciende cada gen del frijol, es decir, si funcionan durante el desarrollo del fruto, durante el crecimiento de las hojas o en la fase de la raíz.

"Tda esa información genética ya la tenemos, lo llamamos análisis del "transcriptoma" de todos  los genes que son activos en un momento dado", explicó Herrera Estrella.

Actualmente ya se hizo una cobertura de alrededor de treinta veces el contenido de información genética del genoma y los investigadores se encuentran armando el "rompecabezas". De acuerdo con un comunicado, los investigadores  ya tienen una versión inicial del genoma completo; sin embargo, todavía les resta estructurarlo.

"Estamos por empezar una segunda fase, donde pretendemos  tener un molde del genoma de referencia del frijol; ya secuenciamos algunas variedades de frijol silvestre o de frijol mexicano que son importantes por características de producción, agronómicas o de tolerancia a estreses diversos, tanto abióticos como bióticos, lo cual servirá para identificar genes de importancia para el mejoramiento genético del frijol en sus aspectos de mayo productividad y calidad", informó Herrera Estrella.

La idea es utilizar los elementos naturales que encuentran dentro del acervo genético de los frijoles, por eso se considera importante la resecuenciación de genomas de frijoles silvestres o variedades mejoradas, ya que se ha visto que algunos frijoles silvestres tienen características de alta tolerancia a bajos niveles de agua, o que tienen la capacidad de crecer a diferentes altitudes; otras variedades son interesantes porque sus raíces se utilizan para producir pegamentos o diversas aplicaciones biotecnológicas.

Re-armando al frijol

El concepto es identificar piezas de información genética que sean una probable causa de la tolerancia a estrés, "salinidad"  o sequía; por ejemplo, emplear una variedad silvestre que cuente con alguna de esas piezas de información genética e introducirla en otra, ya sea por mejoramiento tradicional o por cruzas, al frijol que es comercialmente viable, para obtener una variedad  que sea más tolerante a la adversidad.

La necesidad de emprender estudios sobre el  genoma del frijol en México, explicó el investigador del Cinvestav, estriba en que el país se encuentra entre los cinco mayores productores del grano en el mundo y está entre los cinco mayores consumidores, pero también es uno de los cinco más grandes importadores del alimento, por lo tanto, es indispensable incrementar su producción, porque se trae de Perú y de muchos otros lados.

Herrera Estrella precisó que el proyecto es interesante porque existía muy poca probabilidad de que la industria lo financiara, pues el frijol económicamente no es muy atractivo, por su valor comercial que es muy bajo, entonces fue necesario conseguir financiamiento de los gobiernos; México hizo la propuesta de investigación pensando en el impacto social que podría tener para América Latina y África.

La investigación encabezada por científicos mexicanos, no sólo pretende establecer el genoma del frijol, también tiene un componente de educación, porque se organizan dos a tres cursos al año, para entrenar a agrónomos o gente en general para la utilización de esta información en sus proyectos de mejoramiento del grano; los cursos tiene el propósito de mostrar cómo se genera la información genética, para qué puede servir y cómo la puede aplicar.

La investigación se ha desarrollado de manera rápida, porque se formó un grupo multidisciplinario integrado por cuatro países: Argentina, Brasil, España y México, que coordina todo el proyecto.

 

vrs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD