aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Gran Colisionador compartirá datos con la UNAM

La GRID constituye una plataforma informática de alcance global que permite la distribución, el almacenamiento y el procesamiento de millones de bytes resultantes de los choques de partículas del LHC

La GRID surgió para facilitar la comunicación de científicos de todo el mundo. (Foto: Especial )

Martes 12 de julio de 2011 Redacción | El Universal00:03
Comenta la Nota

La UNAM albergará en sus instalaciones uno de los nodos más importantes en América para la plataforma GRID, a través de la cual el CERN distribuye y analiza los millones de bytes de información que se generan en su Gran Colisionador de Hadrones.

La GRID es un medio computacional en desarrollo que se planea que en 10 años su uso sea tan extendido como ahora lo es el Internet, explicó en un comunicado Guy Paic, investigador especializado en física de altas energías del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), de la Universidad Nacional.

La GRID constituye una plataforma informática de alcance global que permite la distribución, el almacenamiento y el procesamiento de millones de bytes resultantes de los choques de partículas del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por siglas en francés).

La UNAM participará en el desarrollo de dicha tecnología, y también custodiará y analizará los datos provenientes del experimento de física más importante de nuestros tiempos.

Un megaproyecto internacional

En el desarrollo de esta tecnología, de acuerdo a la página oficial de la GRID del LHC, participan alrededor de 34 países de los cinco continentes con diferentes niveles, según sus capacidades computacionales. En México, la UNAM trabaja en la puesta en marcha de un tier 1 en la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC), en colaboración con el ICN.

El ingeniero Luciano Díaz, académico responsable de la infraestructura computacional del nodo de GRID que actualmente se desarrolla en el Instituto de Ciencias Nucleares, comentó que el estado presente del proyecto en la Universidad es a nivel de prototipo. Sin embargo, se espera que, a corto plazo, la UNAM supere el prototipo y sea de capaz de implementar un tier 1.

"Al albergar en sus instalaciones un tier 1 de la GRID, la UNAM contrae una enorme responsabilidad, pues queda como custodia y gestora de datos que se producen en momentos únicos, y que son creados en condiciones experimentales extremas. Los datos bajo resguardo podrían dar sustento a uno de los más impresionantes cuerpos teóricos del siglo XX: el modelo estándar de la física de partículas", dijo Paic.

La UNAM invitará a otras universidades de México y Latinoamérica a colaborar como huéspedes de tiers 2, para que también tengan la oportunidad de involucrarse en este proyecto internacional de gran relevancia científica.

Supermalla para el futuro

La GRID (palabra inglesa que en español quiere decir "malla") fue lanzada en 2002, y al igual que la World Wide Web (www), puesta en marcha en 1989, surgió para facilitar la comunicación de científicos de todo el mundo. Hoy, la GRID realiza el intercambio de datos por medio de fibra óptica, capaz de transferir entre uno y diez gigabytes de información por segundo.

Por la gran cantidad de información que se maneja, la estructura de la plataforma informática GRID está dividida en nodos o tiers que van del cero al tres. Cada tier o nodo tiene capacidades y tareas computacionales diferentes.

El nodo 0, que está en el CERN, da soporte a la plataforma informática GRID y recibe los datos en bruto de los eventos de colisiones producidos en los experimentos del LHC. El CERN, mediante su nodo o tier 0, custodia, analiza y almacena gran parte de esta información. Una porción de los datos generados en el LHC se distribuye a los tier 1.

Los nodos o tier 1 también dan soporte computacional a la plataforma informática GRID, mientras reciben, analizan, almacenan y custodian parte de la información que reciben desde el CERN. La UNAM albergará uno de estos nodos en DGTIC.

Después, parte de la información de los tier 1 se distribuye a los tier 2. Sin embargo, en este nivel sólo se analizan y almacenan parte de los datos que se reciben. Finalmente, el nodo o tier 3 colabora con el procesamiento de los datos.

Con la estructura construida en la GRID, a través de los distintos niveles o tiers, se evita la pérdida de información en los equipos que llegaran a dañarse y se aceleran los procesos de análisis de los datos generados en el LHC.

 

Con información de la Dirección General de Difusión de la Ciencia de la UNAM.

 

vrs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD