aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Grandotes con espinas

En Baja California, el Valle de los Gigantes conserva las cactáceas más altas del planeta

PANORÁMICA. Por un lado el Valle de los Gigantes y, por el otro, el mar de Cortés. (Foto: CORTESÍA TURISMO BAJA VIAJES )

Sábado 29 de enero de 2011 Gretel Zanella | El Universal
Comenta la Nota

gretel.zanella@eluniversal.com.mx

Un zorrillo regresa a su madriguera. Por allá, un mapache se esconde entre los matorrales. Aquí, el guía identifica huellas de puma en la arena. Y las siluetas de aquellos monstruos enormes con espinas se dibujan cuando el sol emerge del mar de Cortés.

Al amanecer y con chamarra para aguantar los 5° C, el horizonte se pinta de anaranjado y violeta en el Valle de los Gigantes, un paisaje bajacaliforniano poblado por cactos que miden hasta 20 metros de altura.

Para internarse en este bosque de cardones que parecen garras con veinte mil dedos, hay que traer botas, pantalón, mucha agua y tener cuidado de las plantas: al más mínimo roce, la más fina y pequeña espina de una mata inocente traspasa la ropa y se clava en la piel.

El paisaje está completo desde aquel cerro de rocas: por un lado tienes el mar de Cortés y por el otro una panorámica semidesértica que abarca entre mil 200 y mil 500 cardones, muchos de ellos hasta de 200 años de edad.

Otro dato: pueden pesar más de 20 toneladas, de las cuales, 80% es agua.

El Valle de los Gigantes se localiza a 20 minutos por carretera del pueblo de pescadores de San Felipe (ahí puedes acampar en la playa, comer tacos de camarón y machaca de langosta), a dos horas de Mexicali y a cinco de Tijuana.

Sugerimos contratar un recorrido de tres días. El itinerario contempla la visita a estos cactos más el recorrido por La Rumorosa y su carretera con paisajes de rocas gigantes y barrancos impresionantes; las pinturas rupestres de Vallecitos; el Valle de la Trinidad, uno de los puntos de la Baja 1000; el delta del río Colorado para tomar fotos y, si crees que la comida es parte de la experiencia de viaje, se puede incluir la cava de quesos de Ojos Negros, en Ensenada; la tradicional comida china que se prepara en Mexicali y una visita a la Cervecería Cuauhtémoc en Tecate.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD