aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Una noche de fiesta en Madrid

Por las calles interesantes, plazas, bares de tapas, pubs y chocolaterías de la capital de España

Chueca, el sector gay de Madrid, es conocido tanto por sus discotecas como por restaurantes y cafés. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Miércoles 28 de julio de 2010 Andrea Moya Muñoz/El Nuevo Día/GDA | El Universal00:33
Comenta la Nota

Ya has visto El Prado, has paseado por el Parque del Retiro, te has saturado de la Puerta del Sol y los restaurantes de La Plaza Mayor... asumiendo que quieres algo distinto: ¿Qué más puede ofrecer Madrid? Pues todo. Esta es la ciudad de Hemingway, la que formó a Dalí y a Lorca, ¡es el kilómetro 0 de España! Pero hay que atreverse a entrar por los callejones y desembocar en plazas poco conocidas por los turistas.

La Latina, 7:00 pm

Los domingos por la mañana las calles serpentinas de La Latina se llenan con los vendedores y compradores de El Rastro, pero por la tarde cuando desaparece el famoso pulguero, se activan los bares de tapas y copas.

Tal vez te atraigan las notas de una guitarra de flamenco saliendo de uno de los locales, o entres por casualidad a una librería cerca de la inmensa Basílica de San Francisco en plena tertulia.

Por la calle de Cava Baja, hay un pequeño gentío desbordándose del local llamado Lamiak, un bar de tapas vascas. En una vitrina encima del bar presentan decenas de platillos con tapas de mariscos y variaciones de tapas clásicas como la tortilla. Con suerte encuentras una mesas alta o un pedazo de bar contra la pared entre madrileños tomando vino tinto en vasos de cristal al estilo vasco.

La Casa Encendida, 8:30 pm

Después de llenarte y explorar un poco las tiendas de La Latina, sigue hacia el sur a La Casa Encendida. A unas cuadras de la estación del metro Embajadores, el edificio que parece un palacio contradice el ambiente contemporáneo y alternativo adentro. En la entrada tienen una de sus exposiciones gratuitas con nombres como Quinquis del cine de los 80: cine, prensa y calle, antes de llegar a La Terraza. Entras a un patio-interior amplio, sin techo, que es todo 'mosh pit' y donde cada semana presentan bandas y músicos poco conocidos fuera de Europa tocando "de la electrónica al folk". Sus exhibiciones cinemáticas incluyen ciclos de salud mental, exclusión y cine, donde presentan tanto documentales como películas de ficción.

Huertas, 11:00 pm

Cuando baje el sol, a las 10 de la noche, sigue la marcha bohemia al Barrio de las Letras en el sector Huertas, donde uno nunca sabe lo que va a encontrar. En la Plaza de Santa Ana el calor del verano viste las aceras con mesas y sillas frente a cervecerías, teatros y tiendas de churros mientras la estatua de Lorca supervisa.

Por la calle Huertas verás las placas que adornan ciertos edificios anunciando cuál luminaria de la literatura española vivió allí. Bueno, si no te distraes con las decenas de cartelones y promotores ofreciendo especiales de tragos.

Fue en Huertas donde por casualidad terminé, en un bar que tenía mojitos a buen precio y donde una marioneta llamada Lola -que era la misma cara de la Comay- nos dio un show de "striptease". Los mojitos no estaban mal tampoco.

Chueca, 1:00 am

Ya te cerraron el Metro así que te quedas para largo. Si tienes hambre - aprovecha, estás en España- síguelo hasta Chueca, el sector gay de Madrid. Es conocido tanto por sus discotecas como por restaurantes y cafés modernos abiertos hasta tarde.

En El Tigre por Calle de las Infantas, te regalan generosas tapa-porciones con la compra de una caña, el nombre oficial de una cerveza pequeña. El corazón de este sector es la Plaza de Chueca que se llena de todo un poco: straight, gays, trans ...

Si se te están bajando las energías el ambiente, la música que llega hasta la calle, te las devolverá de inmediato. Pasa el resto de la noche bailando en Black & White donde la música es excelente y a menudo tienen espectáculos de transformistas, incluyendo un "open-mic" para talento nuevo de draga.

San Ginés, 4:30 am

Las mejores noches terminan en San Ginés. Camina hasta el Sector de la Ópera, bajando por la calle Arenal y pasándole por el lado a los despojos de las discotecas de Sol. Entra al Pasadizo de San Ginés hasta que llegues a unas letras rojas de neón anunciando La Chocolatería San Ginés. Solo sirven chocolate -ridículamente espeso, lo recomiendo con nata para suavizar la intensidad- y churros frescos. Abierta de 6 p.m. a 6 a.m., es la última parada antes de volver a tu apartamento/hostal/hotel/país...

LO QUE SE ME QUEDÓ

Claro que es imposible incluirlo todo pero hay que hacer menciones honorables si tienes más de una noche en Madrid. Si te hace falta el Caribe, puedes ir a bailar salsa, merengue y hasta reguetón en la discoteca El Son por la calle Victoria cerca de Sol.

Si tienes esa vena cultural y quieres más opciones de teatro y cine, el Círculo de Bellas Artes por la calle de Alcalá tiene una cartelera que incluye películas como 'Easy Rider' y 'El Séptimo Sello', un teatro de caja negra que es escenario para las escuelas de teatro de Madrid y un Jazz Círculo que se presenta en la azotea al aire libre. Para un mood más relajado, sube hasta Malasaña por el Metro Bilbao. Allí el bar alternativo La Vía Láctea es clásico, amplio y tocan buena música.

Este es mi Madrid, ahora encuentra el tuyo.

 

cvtp




Comenta la Nota.
PUBLICIDAD