aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Codeína puede resultar tóxica para bebés lactantes

Demuestra un estudio que los bebés cuyas madres tomaron el medicamento mientras amamantaban mostraron señales de depresión en el sistema nervioso
Viernes 22 de agosto de 2008 Lisa Priest /Toronto Globe and Mail | El Universal09:00

Las madres lactantes que toman codeína, un alcaloide que se encuentra de forma natural en el opio y que es utilizado como analgésico y antitusivo, podría estar volviendo su leche materna en una fuente de problemas.

De acuerdo con un nuevo estudio, cerca de una cuarta parte de los bebés cuyas madres tomaron el medicamento mientras amamantaban mostraron señales de depresión en el sistema nervioso central. Específicamente, 17 de 72 bebés presentaron estados de sedación o experimentaron respiración anormal, incluyendo a uno que apenas libró una reacción trágica, de acuerdo con investigadores del hospital para niños enfermos con sede en Toronto.

"No se puede seguir administrando codeína como si fueran golosinas", dijo Gideon Koren, principal autor del estudio que fue publicado en la revista Clinical Pharmacology & Therapeutics (farmacología clínica y terapéutica). "En ciertos casos, esto puede implicar un riesgo para la vida".

Aunque desde hace tiempo se sabe que algunas madres portan múltiples copias de un gen capaz de convertir los analgésicos comunes en fuertes concentraciones de morfina, Koren dijo que el estudio sugiere que el fenómeno farmacológico es mucho más amplio de lo que inicialmente se pensaba.

"Los bebés pequeños son mucho más sensibles a los narcóticos que los adultos, incluso si se calcula la dosis", señaló Koren, añadiendo que cualquier depresión del sistema nervioso central es problemática.

Dado que las pacientes fueron voluntarias, la muestra estaba formada por madres que llamaron al programa de ayuda Motherisk en busca de asesoramiento relacionado al analgésico, se requiere de mayores estudios, apuntó Koren.

Las estrategias para prevenir las sobredosis incluyen tomar dosis mínimas, no utilizar el medicamento durante más de cuatro días, supervisar de cerca al bebé en busca de señales de aturdimiento y, en caso de que se sospeche, suministrar el antídoto naloxona.

Existen otros analgésicos sin codeína que pueden tomar las madres lactantes con seguridad. Los análisis para detectar el gen son considerados costosos y menos viables.

La Administración federal de Fármacos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, obliga a los fabricantes de codeína a que incluyan información sobre el llamado metabolismo ultra rápido para los pacientes que sin saberlo puedan ser portadores de múltiples copias del gen. (Traducción: Mariana Toledo)

fllq



PUBLICIDAD