aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Inventan batería que se recarga al caminar

Desarrollan científicos de EU y Canadá un dispositivo que se coloca en la rodilla y genera energía suficiente para operar teléfonos móviles y hasta computadoras

Los aparatos empiezan con una rodillera ortopédica equipada con un simple motor y un sistema de embrague con una sola velocidad. (Foto: Reuters )

Jueves 07 de febrero de 2008 EFE | El Universal21:10

Científicos estadounidenses y canadienses inventaron un dispositivo montado en la rodilla que almacena energía a medida que un individuo camina, de la misma forma en que lo hacen los automóviles híbridos, reveló un estudio divulgado hoy por la revista Science.

Según indicaron los científicos de Universidad Simon Fraser de Burnaby, (Canadá) y de la Universidad de Pittsburgh (EU), con un aparato en cada pierna los voluntarios generaron alrededor de 5 vatios. Los científicos explicaron que esa energía es suficiente para operar 10 teléfonos móviles al mismo tiempo, y dos veces la energía necesaria para computadoras.

Los aparatos empiezan con una rodillera ortopédica equipada con un simple motor y un sistema de embrague con una sola velocidad.

En pruebas realizadas con seis voluntarios que utilizaron los aparatos mientras caminaban en cintas de ejercicios, los científicos midieron el uso de oxígeno de cada persona y su producción de dióxido de carbono para saber cuánta energía se necesitaba para operar los aparatos.

También midieron el rendimiento energético con la velocidad "en reversa", lo que permitió que "los caminantes" produjeran alrededor de 5 vatios sin gran esfuerzo. Al correr, uno de los voluntarios generó 54 vatios de energía, aunque el costo de su esfuerzo extra aún se desconoce. Los científicos indican en su estudio que quizá esta estrategia de "energía humana" podría resultar útil en regiones remotas para generar energía para computadoras.

De manera más inmediata, el aparato podría ayudar a impulsar brazos robóticos para gente sin extremidades. También podría extender la vida de las baterías de bombas de insulina implantadas en el cuerpo y aligerar la carga que los soldados llevan en el campo.

Esta no es la primera vez que se trata de usar el movimiento humano para generar energía eléctrica. En pruebas anteriores los científicos han intentado aprovechar la energía humana mediante aparatos montados en zapatos o en mochilas.

Sin embargo, los generadores en los zapatos solamente producen 0,8 vatios y la mochila es muy pesada, señalaron.

vsg



PUBLICIDAD